Páginas

jueves, 14 de enero de 2010

Los activistas de la autocaravana


Un nueve de diciembre a las seis de la tarde, una autocaravana sale de su emplazamiento. Su destino, la Cumbre sobre cambio climático que se celebra en Copenhague. Noelia, Sonsoles, Capapé y Kike desde Zaragoza, unos km más allá, en Pamplona se unen al grupo Laura y Nerea.
Llevamos todo lo necesario para llegar a destino sin perder mucho tiempo, comida y bebida incluida. Aunque llevamos baño y ducha, se ha decido usarlo sólo en caso de emergencia. Hay que aprovechar las paradas de repostaje para hacer las descargas personales…


Gracias a nuestro amigo tomtom, un fichaje de última hora, nos desplazamos por España primero, Francia, Bélgica, Alemania y nuestro destino final Dinamarca. Tras breves paradas para comer, dormir, controles policiales y visitas turísticas en París o Colonia, la madrugada del día 12, por fin, tras 54 horas de viaje aparcamos en Copenhague (las 5 ½ de la mañana para ser más exactos).
Nos levantamos sin apenas dormir; después de desayunar y preparar unos bocatas nos desplazamos más hacia el centro de la ciudad. Tras aparcar en una zona azul de las de allí y de unas cuantas riñas con la máquina de pagar, nos pusimos en marcha para encontrarnos con los activistas de Oxfam que se habían desplazado hasta Copenhague. Por supuesto al grupo de estudiantes en el que está nuestro Juan. A los pocos metros ya nos unimos a la primera manifestación con compañeros de Oxfam Bélgica, con batucada incorporada; emoción total y los pelos de punta. La paliza del viaje ha merecido la pena sólo por este instante. Fuimos juntos al briefing de Oxfam , donde nos encontramos con Juan y todo el grupo que se había desplazado desde España.
En la manifestación de la tarde, personas de distintos países, asociaciones, credos y colores todos unidos por una causa común: La defensa del clima; There is no planet B, Bla Bla Bla Act now, Planet not Profit, Change the Politics not the Climate y por supuesto Climate change kills, Act now, Save lives fueron algunas de las consignas que nos acompañaron durante los seis km de recorrido que finalizaron en el Bella Center, donde se celebro un acto con discursos y el encendido de miles de velas como símbolo de esperanza de lograr un acuerdo climático.
Al día siguiente y tras las fotos de rigor con la sirenita y el Rainbow Warrior, vuelta para casa. Qué pena no poder estar unos días más…
Una vez en España, conforme pasan los días nos encontramos con la amarga realidad; los líderes de las principales potencias han negociado en función de sus intereses. El destino común de todos, se lo han pasado por el forro.
Unas palabras para Juantxo, director de Greenpeace España, así como a Nora Christiansen, Christian Schmutz y Joris Thijssen, todos activistas de la misma organización, que se presentaron el 17 de Diciembre en la cena de gala de los jefes de Estado y desplegaron una pancarta con el lema “Los políticos hablan, los líderes actúan”. Tras 21 días detenidos en prisión preventiva por defender el clima, por fin han sido puestos en libertad. Gracias a vuestra acción, el fracaso de la Cumbre del Clima ha calado un poco más en la sociedad y espero que los que acudieron a la cena el día 17 se dieran por aludidos.

Este blog está escrito y actualizado por el equipo de movilización social de la Sede de Zaragoza de Intermón Oxfam. Los textos y comentarios que aparecen aquí son el resultado de diversas actividades que realizamos para denunciar, movilizar y educar a la sociedad para que tome conciencia, actúe responsablemente y haga presión por un mundo mucho más justo.