Páginas

lunes, 19 de noviembre de 2012

Jornada de Educación para la Ciudadanía Global




Os invitamos a la V jornada de educación para la ciudadanía global que celebraremos el próximo sábado 24 de noviembre. En esta ocasión nos centramos en el consumo responsable como eje de trabajo en los diferentes ámbitos educativos.

El objetivo es plantear las causas de la problemática del hambre y la injusticia alimentaria, así como reflexionar y compartir experiencias en relación al consumo responsable, para conocer a la raíz del problema y saber actuar frente a ello.

Veremos algunas opciones para desarrollar este tema en los espacios educativos, así como experiencias y propuestas que nos ayuden a conocer la realidad del consumo, analizar nuestras actitudes a la hora de consumir, y reflexionar en torno a alternativas responsables de consumo.

Adjuntamos el programa de la jornada, para vuestro conocimiento y que podáis difundirlo. Las personas interesadas enviad un correo con el nombre, apellidos y e mail o teléfono de contacto a  rriambau@intermonoxfam.org .

¡Os animamos a acudir!




V JORNADA DE EDUCACIÓN PARA UNA CIUDADANÍA GLOBAL
CONSUMO RESPONSABLE: RECETAS PARA UN MUNDO MÁS JUSTO
Experiencias y propuestas de trabajo en los espacios educativos


Sábado, 24 de noviembre 2012
Centro Pignatelli, Paseo Constitución 6, Zaragoza


PROGRAMA:
9:00    Bienvenida y presentación
9:30    La Red de educadores y educadoras para una ciudadanía global. Quiénes somos y qué hacemos:
                    La Red estatal - Grupos, comisiones, tareas...  
                            Ana Duch, responsable de redes educativas de Intermón Oxfam
                    La Red en Aragón - Programa Aulas Felices.  
                           Nairo Hernández, miembro del grupo de Aragón.
10:45    Diélogo sobre Consumo Responsable. 
                  Carmelo Marcén, profesor del IES Miguel Catalán de Zaragoza
11:30     Descanso - café
12:00     Experiencias de trabajo en consumo responsable en el ámbito educativo
13:00     Propuestas educativas de Consumo Responsable
                    Conectando Mundos.  
                             Agustín Llorente y Chesús Palacio
                    Otras propuestas en Kaidara y CRECE.  
                            Jesús Peiro y Miguel Ángel Pujana
13:45     Valoración y despedida
14:00     Compartir comiendo. Tiempo también importante que nos permite charlar tranquilamente o comentar temas que se han quedado en el tintero
 

Leer más...

miércoles, 4 de julio de 2012

La soja se carga a Lugo en Paraguay


Fernando Lugo es la última víctima de la “guerra de la soja”. Elegido presidente en 2008 como un “defensor de los pobres”, Lugo fue destituido la semana, sumiendo a uno de los países más pobres de Sudamérica en la incertidumbre.

Las promesas de Lugo de acometer la redistribución de la tierra y la reforma agraria fueron populares, pero finalmente se tornaron incumplibles debido a la multitud de intereses en su contra. A principios de mes, 11 campesinos y seis policías murieron en Curuguaty durante la expulsión de agricultores de las tierras que ocuparon de una gran granja utilizada por un gran terrateniente opositor de Lugo. Utilizando esto como  pretexto el Senado destituyo a Lugo ocho días más tarde.

Pero es el incremento de la plantación de soja (y los océanos de tierra en los que ahora crece en Paraguay) lo que explica la destitución de Lugo, dentro de un contexto histórico de lucha por la tierra entre las poderosas elites terratenientes del país y los campesinos hambrientos y sumidos en la pobreza, por un lado y un mundo que aparentemente no tiene límites en su apetito por la soja para alimentar al ganado y producir agrocombustibles, por otra.

Paraguay no es el primer país en perder su gobierno debido a disputas sobre la tierra. Tampoco será el último. Después de décadas de amiguismo y corrupción, el 77% de la tierra cultivable está en manos de tan sólo el 2% de la población. A nivel global en la última década, se han cerrado acuerdos por unas 203 millones de hectáreas de tierra, más de seis veces el tamaño de Alemania, a un ritmo y escala que supera la capacidad de respuesta de nuestras estructuras de gobernanza. Las grietas, como en Paraguay, no están nunca lejos de la superficie.

Paraguay es hoy el cuarto exportador mundial de soja y su  demanda está en aumento, debido principalmente a la las demandas de China y de Europa que la utilizan para alimentar su ganado y para la producción de agrocombustibles. El paisaje agrícola del país ha cambiado radicalmente a lomos de un boom sostenido de la demanda de soja. Desde 1996, más de tres millones de acres de selva subtropical han sido destruidos para plantar soja en lugar de alimentos y otros cultivos. Colonos provenientes de Brasil (los brasiguayos) han puesto en marcha grandes plantaciones de soja, provocando permanentes conflictos sobre lo que los locales llaman “robo de tierras”. En los últimos 20 años, cerca de 100.000 pequeños agricultores locales han abandonado sus hogares rurales y migrado a las barriadas de las ciudades, o a otros países o se han quedado sin tierra. El conflicto mortal que desencadenó la destitución de Lugo a principios de mes, no fue aislado ni nuevo y no hay evidencias de que se vaya a enfriar en el corto plazo. Cada año, cerca de 9.000 familias rurales son desplazadas por la producción de soja y un millón de acres de tierra (unas 60 veces el tamaño de Manhattan) se convierten en campos de soja.

 Irónicamente, en un país en el que el 60% de su población vive aún en la pobreza (de los cuales más de un 11% padecen desnutrición) los indicadores macroeconómicos del país están en auge.  El Producto Nacional Bruto creció en un 15% en 2010 gracias a las exportaciones de soja que representaron cerca de 1.600 millones de dólares. El boom de la soja en Paraguay (made en China y Europa y asentado sobre los terrenos de las élites políticas) está controlado en las salas de juntas de los grandes negocios. Un 70% de la soja paraguaya se exporta cada año y, de ella, gigantes multinacionales como Cargill, ADM y Bunge se llevan el 70%. En 2004 Syngenta causó indignación al publicar un anuncio de un mapa que sombreaba una amplia zona de Argentina, Brazil, Bolivia, Paraguay y Uruguay bajo el slogan “La República unida de la soja”. Sin embargo, Paraguay no ha sido capaz de dar valor añadido su exportación de soja: in 2010, 5,7 millones toneladas de cosecha fue exportada como simple judía, mientras que tan sólo  1,5 millones de toneladas era producto procesado. Otros actores parecen ganar más de esta República Unida de la Soja que los paraguayos.

A Oxfam le preocupa la ley y el orden y el proceso democrático en Paraguay y eso, como siempre, en el caso de conflictos serán los más pobres los que sufran las peores consecuencias. La comunidad internacional debe apoyar a la población  de Paraguay para construir un país más justo e inclusivo, que se centre en el desarrollo rural y la producción sostenible de alimentos, y más particularmente en un reparto (o tenencia) más equitativo de la tierra, para que los campesinos más pobres y las comunidades se vean protegidas de las rapaces demandas sobre la tierra. El FMI cree que la economía de Paraguay crecerá el año que viene en torno al 8,5%, una perspectiva fantástica, pero sólo en el caso de que los beneficios de este crecimiento puedan ser justamente compartidos.

Más allá de esto, las corporaciones globales y los líderes políticos que han espoleado el boom de la soja en Paraguay necesitan mirar fijamente su sostenibilidad y cuán justo se ha llevado a cabo y retornar beneficios a los paraguayos de a pie. Más de la mitad de la soja que grece en Paraguay se exporta a Argentina, y la mayor parte de ésta se convierte en diesel tanto en Argentina como en Europa para ser usado como combustible de automóviles. En un mundo donde 1.000 millones de personas se va a dormir con hambre cada noche, políticas que convierten tierras fértiles para cultivar comida en campos de combustible son, cuando menos equivocadas y  sólo servirán para incrementar los conflictos sobre los limitados recursos naturales. 

Jeremy Hobbs
Leer más...

jueves, 8 de marzo de 2012

Por favor, hoy no olvidemos a las de los pueblos del Sur



Es importante en este momento de crisis no desandar lo andado en la comprensión de este mundo global para todo. Que nuestra actual situación de crisis no nos lleve a olvidarnos que también ésta tiene sus consecuencias en pueblos que a miles de kilómetros de distancia ven peligrar sus cimientos.Texto secundario Leer más...

jueves, 26 de enero de 2012

Fiebre mundial por la tierra



En distintos países sucede un fenómeno de alcance mundial que podríamos llamar “fiebre por la tierra”. El crecimiento de la población y el aumento de consumo en una minoría global están provocando una ola cada vez más intensa de presión comercial sobre la tierra.

Un informe reciente de International Land Coalition (ILC) aborda estas cuestiones llamadas comúnmente como el “acaparamiento de tierras”. El estudio se basa en 28 estudios de caso de países asiáticos, africanos latinoamericanos; estudios temáticos y visiones regionales generales. También incorpora los últimos datos del proyecto “Land Matrix”, una iniciativa que tiene por objeto monitorear las transacciones de tierras a gran escala.

Según este trabajo de investigación, las presiones comerciales sobre la tierra se intensificaron desde la crisis de los precios de los alimentos de 2008. Los extranjeros, pero también las élites nacionales son los principales compradores de la tierra en países como el nuestro y a menudo acaparan las mejores tierras, aquellas que son irrigables y próximas a las principales infraestructuras.

Esta fiebre por la tierra, según el citado estudio, está creando un círculo vicioso que debilita la gobernabilidad democrática, agraria y económica. En muchoshttp://www.blogger.com/img/blank.gif gobiernos, el fenómeno está corrompiendo las regulaciones y políticas de tenencia de la tierra. Las concesiones y la ola de adquisiciones, aunque no se lleguen a concretar, agravan la inseguridad en la tenencia de la tierra entre los pequeños productores y frenan su capacidad para competir con eficacia en el mercado de alimentos e influir sobre las políticas agrícolas y comerciales en su propio favor.

Más información en o Leer más...

miércoles, 25 de enero de 2012

Crisis Capitalista, justicia social y ambiental



Ha comenzado el Forum Social Mundial en Porto Alegre.

La temática mira a la crisis del capitalismo que es necesario que pasemos para poder construir un mundo diferente.

Es posible vivir de otra manera, es preciso reinventar el mundo. Reinventarlo significa hacer las cosas de otra manera, en todos los ámbitos de actuación humana. Es preciso buscar el bien colectivo el crecimiento con respeto a las diferencias y al medio ambiente.

Todas las informaciones del Forum Social Mundial, un espacio de esperanza, de convivencia, de paz, de armonía y de libre circulación de pensamiento, están disponibles en la página del forum


Dentro desse contexto, a comunicação do Fórum Social Temático 2012 acredita na livre circulação das informações, com o devido credito àqueles que produziram as mesmas.
http://www.blogger.com/img/blank.gif

Merece la pena darse una vuelta por este Forum, y vivir la experiencia del cambio imprescindible. Leer más...

martes, 24 de enero de 2012

La letra pequeña de los agrocombustibles


La tendencia de la adquisición de tierras por parte de extranjeros, especialmente en países de ingresos medios y bajos, ha generado gran preocupación en esferas de debate nacional e internacional porque tiene repercusiones en la distribución y uso de tierras, la seguridad alimentaria de las poblaciones y potenciales conflictos sociales. Aunque existe una gran incertidumbre sobre la cantidad de tierras que está “cambiando de manos”, de acuerdo a la Comisión Mundial de Seguridad Alimentaria de las Naciones Unidas se estima que entre 50 y 80 millones de hectáreas han sido objeto de negociaciones por inversores internacionales (CFS, 2011).

Desde una perspectiva global, uno de los elementos que explica este fenómeno es la nueva lógica de producción entre los países desarrollados que buscan canales alternativos para sustituir su dependencia al petróleo, reducir las emisiones de dióxido de carbono y satisfacer sus altos niveles de consumo energético y los países en vía de desarrollo que cuentan con los recursos necesarios, especialmente tierra y mano de obra barata, para producir esa energía a través de combustibles de origen agrícola o agrocombustibles.

La demanda energética de los países desarrollados fomenta la producción de soya, maíz y caña de azúcar entre las principales materias primas para la fabricación de agrocombustibles, provocando un cambio en el uso de los suelos (con severos impactos ambientales) y reduciendo la cantidad de tierras disponibles para cultivos destinados a la alimentación. Esta demanda afecta de manera directa al acceso de alimentos y presiona al alza de los precios de los mismos, el 75% del incremento de los precios de los alimentos se originó con la demanda de biocombustibles en el 2008 (De Schutter, 2010).

Brasil, principal país exportador de agrocombustibles a nivel mundial, junto a Estados Unidos son los principales promotores de la producción de combustibles de origen vegetal. A raíz de este fenómeno, el aumento en la producción de agrocombustibles tiene un impacto significativo en la estructura agraria de América Latina. Por ejemplo, se ha evidenciado una rápida subida en el precio de la tierra cultivable, que en el Brasil logró niveles record alcanzando los 2.506 $us en el 2008 (Mercopress, 2008). El efecto en el aumento del precio de la tierra se traduce en un incentivo para la acumulación de la misma generando potenciales conflictos agrarios dada la desigual distribución de tierras, que como en el Brasil, se encuentra también en Bolivia.

Uno de los países más afectados por esta tendencia podría ser Bolivia. En el caso boliviano, se estima que más de un millón de hectáreas estarían en manos de extranjeros (Urioste, 2011), principalmente brasileros que adquirieron thttp://www.blogger.com/img/blank.gifierras fértiles en el oriente del país. Con frecuencia, la tierra se vende a inversionistas sin atender a los intereses de las comunidades locales que dependen de estos recursos naturales, tierra y agua. Esto puede ser un problema serio para los agricultores a pequeña escala cuyo sustento depende del acceso a la tierra y cuyo sector es precisamente el más vulnerable en términos de seguridad alimentaria.

Autor: Rossmary Jaldín (Fundación Tierra)
Leer más...

viernes, 9 de diciembre de 2011

La peor idea del mundo se ha contado en Durban



¿Qué pasaría si alguien te dijera que tienes que dejar de lado cualquier esperanza de acción climática global hasta 2020?
Bueno, esa es exactamente la propuesta planteada por Estados Unidos y otros países y por la que están presionando en las negociaciones de la ONU esta semana en Durban, Sudáfrica. El retraso de 2020 podría convertirse en la peor idea del mundo.

Esperar nueve años a que haya acción climática no es un retraso, es una sentencia de muerte para todas las comunidades que más sufren el cambio climático y, además, puede anular cualquier posibilidad de volver al nivel de contaminación por carbono al límite seguro de 350 partes por millón.

No es demasiado tarde para conseguir que este retraso sea rechazado. Durante los próximos días, nuestro equipo de activistas de 350.org en Durban estará trabajando con los compañeros de Avaaz y aliados de todo el mundo para aislar a quienes desean que el proceso se retrase, como EE. UU., apoyaremos a los países africanos que luchan por la verdadera acción climática y ejerceremos presión sobre la Unión Europea, Brasil y China para que se unan a África en su iniciativa.

Haz clic aquí para agregar tu voz a un llamado internacional a la acción que estamos entregando en Durban

Las negociaciones sobre el clima de Sudáfrica terminan en solo 48 horas y es vital que maximicemos la presión. Para asegurarnos de que nuestro mensaje llega a todo el mundo, el equipo de Durban hará llegar el mensaje directamente al equipo de negociadores de Estados Unidos en un evento de gran impacto con el que estamos colaborando el viernes. No podemos contarles mucho más, pero nos aseguraremos de que el evento será inolvidable.

Si hacemos que suene una alarma internacional antes de que terminen las negociaciones el viernes, podremos dejar de lado a EE. UU. en el camino al progreso y contribuir al proceso global que logre la acción global en todo el mundo. Obviamente, las negociaciones climáticas de las Naciones Unidas no van a devolvernos a 350 por sí solas, pero sí tienen el potencial de crear un marco internacional legalmente vinculante que ayude a los países a hacer serios recortes en sus emisiones de carbono.

Independientemente de lo que pase aquí en Durban, hay algo que está claro: todos tenemos mucho trabajo que hacer en nuestros países. En 2012, vamos a necesitar toda la energía del mundo para enfrentarnos a las empresas de combustibles fósiles, que son el obstáculo real al progreso climático. El único modo de desbloquear las negociaciones es acabar con el dominio que tienen sobre nuestros gobiernos.
El camino frente a nosotros parece largo y difícil pero, tal y como dijo Nelson Mandela: "Siempre parece imposible hasta que se consigue". La red de 350 ha conseguido cosas imposibles en el pasado; ahora es el momento de aumentar de nuevo la presión.

Agrega tu voz y reenvía esto a todos tus amigos: www.350.org/es/durban-es
Leer más...
Este blog está escrito y actualizado por el equipo de movilización social de la Sede de Zaragoza de Intermón Oxfam. Los textos y comentarios que aparecen aquí son el resultado de diversas actividades que realizamos para denunciar, movilizar y educar a la sociedad para que tome conciencia, actúe responsablemente y haga presión por un mundo mucho más justo.